martes, 16 de febrero de 2016

Gestión y comunicación del aula: evaluando ClassDojo


En una entrada anterior -Gestión del comportamiento: trasteando con ClassDojo en mi aula- presentaba la herramienta ClassDojo que empecé a usar en septiembre de 2014 con mi grupo clase. Es momento de hacer seguimiento y evaluación tras un año de su uso.
Como ya decía en dicha entrada, es una herramienta o aplicación online pensada como los tradicionales programas de "economía de fichas" pero mejorando aspectos como la participación en el aula y agilizando la comunicación con los padres al introducir la gamificación como estrategia de gestión del comportamiento. ClassDojo nos permite comunicar el progreso de los estudiantes con los padres y estudiantes.
La clave de seguir utilizando dicha herramienta web en el aula es que me facilita la comunicación inmediata con las familias y que me permite reforzar entre mis alumnos actitudes en clase como la responsabilidad, la cooperación, el esfuerzo, el orden...
Como decía en dicha entrada, mi grupo es "algo" inquieto en determinados momentos (yo soy inquieto, ¿los habré hecho inquietos?). Pero debo reconocer que han mejorado muchísimo, cosa que agradece mi salud mental y física, ;-)

En mi clase planteamos tareas en las que les propongo el trabajo cooperativo, el aprendizaje basado en proyectos, la mejora de su competencia en información, la participación en talleres... y, en todo momento, como decía, ClassDojo me ha servido para comunicarme con los padres y para reforzar sus actitudes.

Han mejorado mucho en su relación y en la dinámica de trabajo -tanto individual, en parejas y en equipos-; sin embargo, a veces me interesa seguir reforzando algunas conductas que valoro o que considero que hay que potenciar o, en otros casos, reducir. Para todo ello, la comunicación e implicación de la familia es imprescindible. En la siguiente imagen podéis ver los "positivos" y los "necesita trabajar" que tengo configurados para mi aula.

Comportamientos reforzados en mi clase

Enlazo aquí dos tutoriales en castellano dirigido a los profesores.



Este otro vídeo tutorial sirve para los padres.

Tras más de un año usando la aplicación me gusta dejar constancia de algunas ideas para que no se me olviden, como ejercicio de contraste respecto al inicio de su aplicación y para poder seguir aprendiendo con otros docentes al respecto.

¿Qué ventajas le veo?
  • Relativamente fácil de usar, una vez utilizada con asiduidad resulta sencilla de gestionar y usar.
  • Adaptabilidad, en los comportamientos a reforzar pues se pueden configurar para cada grupo-aula.
  • Plurilingüe, pues las instrucciones se pueden imprimir en diversidad de idiomas (yo he tenido que imprimirlas en árabe para la familia de una alumna nueva).
  • Inmediatez. Pues me permite enviar la información a los padres al instante.
  • Colectiva. Puedo enviar un comunicado colectivo con un solo mensaje.
  • Ahorro. He reducido drásticamente el volumen de cartas, convocatorias y notas informativas a los padres. 
  • Multisoporte. Puedo usarla desde el móvil -descargando la aplicación- o vía web desde la pizarra digital o desde cualquier ordenador.
  • Recíproca. Los padres me pueden enviar un mensaje de manera directa y privada.
  • Restrictiva. Puedo controlar el horario de recepción de mensajes suprimiendo determinadas horas o días (como los fines de semana).
  • Comunitaria. Permite crear el perfil del centro de trabajo y que distintos maestros que intervienen con un grupo interactúen en la plataforma; pasar los alumnos de un grupo a otro, etc. En mi centro ya hay un par de maestros "trasteando".
  • Visual. Resulta muy icónica con sus símbolos y datos.
  • Estadística. Me permite imprimir un resumen trimestral del comportamiento de cada uno de los alumnos y anexar el documento al boletín de notas.
  • Coercitiva. Facilita el control del comportamiento por parte del tutor y los padres a nivel individual y del grupo clase. Mis chicos se cabreaban porque decían "vaya tela, en casa ahora mis padres saben lo que ha pasado".
  • Corregible. Si te equivocas asignando puntos a algún alumno siempre puedes corregirlo y deshacer la acción errónea.
  • Gratuita.
¿Cuáles serían sus puntos débiles?
  • Dificultad inicial. Al principio a algunos padres les cuesta realizar la instalación y manejarla con soltura. Decir que la gran mayoría de mis padres la manejan perfectamente y la dificultad radica en que sus móviles tienen falta de capacidad por saturación de otras aplicaciones. 
  • Conexión. Requiere conexión a internet. En mi caso cuando la wifi del centro fallaba siempre puedo usar la conexión de mi smartphone si lo necesito.
  • Mejor en móvil que tableta u ordenador. Funciona mucho mejor cuando las familias tienen la aplicación instalada en el móvil -potencia la inmediatez-. 
  • Abuso. A veces puede abusarse de su uso y es importante controlar los mensajes en una y otra dirección; sin embargo, con la práctica, todo se regula.
  • Equivocaciones. En ocasiones, te puedes equivocar al asignar puntos a algún alumno. Si te indican el error o te percabas, siempre puedes revocar la acción.
  • Justa. En algunas ocasiones hemos tenido debate respecto a lo justo o injusto de algunas puntuaciones, sobre todo con los alumnos más "quisquillosos".
  • Distracción. Si tenemos siempre visible la pantalla de los puntos en el aula los alumnos pueden estar más pendiente de ellos y de compararse con los compañeros que de lo que deben hacer realmente.

Para leer algunas de las normas que he fijado en mi aula para su uso podéis verlas en la entrada anterior a ésta. Durante el año de uso no he tenido que modificarlas. Igualmente tenéis las instrucciones de instalación.
En fin, puedo afirmar que estoy contento con su uso. Puede ser que hayan salido otras con más puntos fuertes, pero de momento, me quedo con ella.
    Aquí dejo enlazado en uno de mis Scoop.it algunas fuentes de referencia al respecto.

    2 comentarios:

    1. Ademas de compartir todo lo que dices, también viene muy bien el cronómetro con la cuenta atrás, para que estimen lo que les queda de tiempo para acabar las tareas y agilicen su rendimiento.
      Y el historial de clase para enviar fotos y vídeos de momentos puntuales como salidas, desayunos en el huerto, trabajos en equipo y exposiciones. Les encanta que les grabe cuando consiguen llegr a 100 puntos y eligen ser miniprofes como recompensa. ¡preparan las actividades con la familia y hasta las traen fotocopiadas, listas para repartir!. Y luego les encanta corregir con mis sellos.
      De vez en cuando, usamos la opción de dar.puntos al azar, previamente establecemos qué se va a valorar, por ejemplo, el orden de su casillero...y se abre un debate sobre si el punto es merecido o se puede mejorar.
      Y yo preparé unas carpetas con avatares de minions, personajes de cuentos, emoticonos, gif animados...y les priva elegir uno cuando consiguen puntos.
      Es una buenísima aplicación.

      ResponderEliminar
    2. Ademas de compartir todo lo que dices, también viene muy bien el cronómetro con la cuenta atrás, para que estimen lo que les queda de tiempo para acabar las tareas y agilicen su rendimiento.
      Y el historial de clase para enviar fotos y vídeos de momentos puntuales como salidas, desayunos en el huerto, trabajos en equipo y exposiciones. Les encanta que les grabe cuando consiguen llegr a 100 puntos y eligen ser miniprofes como recompensa. ¡preparan las actividades con la familia y hasta las traen fotocopiadas, listas para repartir!. Y luego les encanta corregir con mis sellos.
      De vez en cuando, usamos la opción de dar.puntos al azar, previamente establecemos qué se va a valorar, por ejemplo, el orden de su casillero...y se abre un debate sobre si el punto es merecido o se puede mejorar.
      Y yo preparé unas carpetas con avatares de minions, personajes de cuentos, emoticonos, gif animados...y les priva elegir uno cuando consiguen puntos.
      Es una buenísima aplicación.

      ResponderEliminar

    Gracias por aportar.